Sobre el programa Horarios Dirección El equipo 911 Contacto
Novedades
Cultura
Deportes
Noticias
Películas y Cortos
Salud
Tecnología
Video de Programa
Contacto

147,563 vistas

Una abuela sudafricana celebra sus 100 años... ¡saltando en paracaídas!
Marzo, 18 2015 - Noticias
My Desc
















Bajo el cielo soleado y radiante de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Georgina se atrevió a desafiar su suerte en un salto en paracaídas en tándem con un instructor de vuelo, Jason Baker, que aseguró que la velocidad que se alcanza en un salto de este tipo son los 200 kilómetros por hora.

En tierra firme esperaban a Georgina amigos y familiares llegados para celebrar su centenario desde Australia e Inglaterra, según relata 'The Telegraph'.


Vestida con un mono rojo, esta valiente abuela se tomó una copa de champán rosado nada más posar de nuevo los pies sobre la tierra y explicó que en esta ocasión el salto ha sido "emocionante y especial", no solo por la fecha tan relevante, sino porque como ya había saltado en otras ocasiones "era mucho más consciente de todo".

Por si quedaba alguna duda sobre su sobresaliente valor, las celebraciones por su cumpleaños número 100 no quedan ahí. Tiene pensado hacer una inmersión en las heladas aguas del sur del Atlántico dentro de una jaula para 'nadar' entre tiburones blancos. Su lema es: "Hazlo ahora, no importa si es cómodo o incómodo, bueno o malo, relajante o estresante: no te demores", apunta el diario británico en su edición online.

"Estoy encantada de ser todavía activa a la edad de 100 años y disfrutar de los placeres de la vida, tengo que caminar con bastón, pero puedo incluso subir a lo alto de una montaña", asegura la osada abuela Harwood.

No es la única persona mayor que se atreve a saltar en paracaídas. En 2013, un estadounidense de 93 años saltó para cumplir la promesa que había hecho a su esposa en su lecho de muerte y, de paso, recaudó fondos con fines benéficos.

Y mucho más célebre es el caso del expresidente estadounidense George Bush padre, que también saltó en paracaídas como celebración de sus 90 años, para cumplir la promesa que le había hecho a su nieta Jenna.


Fuente del artículo



v2